TGU amplió instalaciones y multiplicó su capacidad logística en Nueva Palmira

Con una inversión de US$ 25 millones, la compañía llevó a más del triple la velocidad de descarga de barcazas.

Terminales Graneleras Uruguayas S.A. (TGU) inauguró la ampliación de sus instalaciones en el puerto de Nueva Palmira, incrementando su capacidad operativa en todas las áreas. Con una inversión de US$ 25 millones, la compañía instaló un nuevo módulo en el recinto portuario, dotado de cintas, balanzas y un transbordador, construyó tres nuevos silos verticales con una capacidad de almacenaje de 10.000 toneladas cada uno, una plataforma volcadora para camiones y sumó un segundo puesto de descarga de barcazas en el muelle costero, con su correspondiente balanza de flujo.

A partir de esta obra, su capacidad de almacenaje en esta terminal pasó de 68.000 a 98.000 toneladas, lo que equivale a un 44% más. La velocidad de carga a buques, pasó de 800 a 1.400 toneladas por hora, aumentando 75%. En cuanto a la descarga de los camiones, pasó de 650 a 1.050 toneladas por hora, logrando un rendimiento 61,5% superior. También llevó a más del triple la descarga de las barcazas, que pasó de 600 a 2.100 toneladas por hora, incrementando la labor logística en 250%. En lo que refiere al transbordo directo, el ritmo aumentó de 600 a 1.500 toneladas por hora, generando un crecimiento de 150%.

Antes Ahora Aumento
Ritmo de descarga de camiones 650 t/h 1.050 t/h 61,5 %
Capacidad de almacenaje 68.000 ton. 98.000 ton. 44 %
Ritmo  de descarga de barcazas 600 t/h 2.100 T/h 250 %
Ritmo de carga a buques 800 t/h 1.400 t/h 75 %
Ritmo de transbordo directo 600 t/h 1.500 t/h 150 %

 

Christian Bolz, presidente de TGU, quien encabezó la inauguración en representación del Directorio de la empresa, destacó la importancia de las obras para optimizar el rendimiento del puerto de Nueva Palmira. “El desarrollo del muelle oceánico nos permite coordinar acciones con el muelle costero para ofrecer una respuesta más ágil a las operaciones con granos. Nuestro objetivo es que el transporte por agua se transforme en la opción más conveniente, descongestionando las carreteras y potenciando la integración de todo el sistema logístico”, indicó.

El equipo más destacado de toda la inversión es el transbordador, que tiene una capacidad de transbordo de 1.500 toneladas y permite cargar buques con mayor manga y puntal que los tradicionales. Se trata de una maquinaria amigable con el medio ambiente, equipada con filtros de manga que permiten la captación del polvo para purificar el aire emitido, constituyendo lo más avanzado en control de emisión de polvos en instalaciones portuarias.

Las nuevas instalaciones permiten agilizar la salida de los granos con destino a la exportación. A comienzos de la década pasada, TGU movilizaba unas 300.000 toneladas de granos anuales. En la actualidad, supera los 2 millones de toneladas. Bolz indicó que la proyección es incrementar ese movimiento a partir de las nuevas obras.

La ampliación realizada por TGU en Nueva Palmira fue elogiada por el gobierno, que acompañó el acto de inauguración a través de sus ministros de Economía y Finanzas, Danilo Astori; y de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre.

Con las nuevas obras, TGU se transformó en líder en la hidrovía en rapidez en descarga de barcazas, ofreciendo el servicio más destacado de la región en la materia, lo que potencia su capacidad para captar carga de otros países, principalmente de Paraguay.

7B7A0498-18

Palabras del Sr. Presidente de Terminales Graneleras Uruguayas S.A., Don Christian Bolz en ocasión de la inauguración de las obras de ampliación de la Terminal Portuaria de Nueva Palmira

Señor Ministro de Economía Cr. Danilo Astori
Señor Ministro de Agricultura Ing. Tabaré Aguerre
Señor Canciller de la República D. Rodolfo Nin
Señor Presidente de ANP Ing. Alberto Díaz

Autoridades diplomáticas, autoridades nacionales y departamentales, personal de TGU, colaboradores y asesores de la empresa, asesores y personal de nuestros contratistas, autoridades sindicales, clientes y amigos

TGU agradece muy especialmente vuestra presencia y se honra con la misma.
Nos reunimos hoy a inaugurar las obras que iniciamos hace 18 meses, con la presencia entonces de muchos de Ustedes. Están con nosotros muchos que tuvieron mucho que ver en todo este proceso.
La primera reflexión es de reconocimiento y felicitación al personal de TGU, al personal de las empresas que contratamos, a todos los que directamente y/o indirectamente participaron en las obras cumplidas porque, por su cuidado y esfuerzo, se cumplieron estos 18 meses de trabajo sin un solo accidente laboral. El cuidado de la vida humana, de nuestra gente y de quienes trabajan para nosotros, que es nuestra preocupación más intensa alcanzó y se mantuvo en un nivel destacado del cual, los hechos hablan por sí. No cabe otra cosa que reconocerlos a todos ustedes con un cerrado aplauso al cual los invito.

Y, si fueron 18 meses de trabajos, un 90% de los mismos, trabajos en altura, Fueron 12700 jornales cumplidos por 66 operarios especializados en promedio, 150 en sus momentos de máxima. 8 grúas, flotantes y de tierra para tarea elevada y de alta carga. Mucha herramienta pesada y tecnología apoyando el profesionalismo de los equipos de suministro de maquinarias y de montaje.
También queremos agradecer a todos quienes trabajan en TGU y con los contratistas la forma en la cual aportaron, y en la cual se integraron, colaboraron y cooperaron, para que TGU lograra llegar al día de hoy sin que el puerto haya parado un solo día sus actividades. Bravo!

En la presentación de diapositivas hemos mostrado la evolución de los trabajos. Hace 18 meses les mostramos a Ustedes planos y dibujos: hoy les mostramos hechos.

Hechos a los cuales llegamos porque autoridades nacionales, entidades financieras, nuestros accionistas y nuestros cliente confiaron en nosotros. Por su impulso en todo el proceso, al Cr. Astori, entonces Presidente de la República en ejercicio, al Ministro Aguerre y al Ing. Díaz de ANP, les testimoniamos nuestro agradecimiento y reconocimiento a esa confianza que nos otorgó del Estado, la que fue suscrita por el sistema político todo. A quienes nos financiaron porque, junto a los aportes propios, viabilizaron la inversión. A nuestros accionistas que supieron aplicar una visión de largo plazo. Por encima de mejores rentas puntuales, aunque las mismas, sin proyección y solidez. Mostraron la diferencia entre ser empresarios y ser principales de empresa. Y a nuestros clientes, base de nuestras acciones, quienes creyeron en un proyecto que presentaba desafíos, el mayor, hacer obras y al mismo tiempo seguir operando el puerto. Principalmente a nuestro grupo humano liderado por tres gerentes destacados, José Luis, Martín y Héctor; sin ellos y sus grupos de trabajo todo esto no se hacía. A todos ellos, gracias por creer en nuestra propuesta, por compartir nuestra visión.

Estos 18 meses de obras convirtieron las instalaciones de TGU en un muy moderno puerto a nivel internacional. TGU es hoy el puerto de mayor velocidad de descarga de la Hidrovía, y que está diseñado para una alta versatilidad en el desempeño de todo tiempo de operaciones simultáneas: exportación, descargas, trasbordos y tránsitos. Cabotaje, recepción desde camiones y todo a velocidades importantes: descarga de barcazas, 1000 t/hora de descarga de camiones. En una sola cinta, hasta hoy cargamos los barcos a 10.000 t/día. Ahora hacemos 20.000. Y en todas las demás combinaciones se logra una duplicación del desempeño. Mejora de forma importante la logística y favorece a nuestros clientes y la actividad de sus servicios respectivos del transporte fluvial y el transporte carretero. Ello es progreso y desarrollo para Uruguay, dando trabajo para nuestra gente, con más y mejor dignidad de vida.

Todo este esfuerzo necesita del Estado. Antes y hacia adelante. Y así como hoy ANP llevó a 12 metros el calado de Montevideo, necesitamos que ANP le dé a Nueva Palmira también 12 metros calado para aprovechar las inversiones hechas, y mantener a los dos puertos en condiciones similares de poder desarrollarse, si Montevideo tiene 12, queremos 12 para Nueva Palmira. Lo mismo en lo referido a mejorar las condiciones de marco del tránsito en el Paraná mediante una mejor relación y marco de acuerdo con Argentina en este aspecto.
El equipamiento es de primera clase: sistemas de carga de última generación de Alemania (Neuero, SMAG, Sennebogen) y de Brasil (Máquinas Condor), sistemas de silos almacenaje y transporte de Estados Unidos (Global y Superior respectivamente), balanzas y accesorios de Argentina. El montaje de todo realizado con excelencia por Bilpa, empresa uruguaya líder en la actividad con supervisión de los técnicos de cada equipamiento.

La obra es un éxito, realizada básicamente en plazo, y dentro de lo presupuestado.

Algunas cosas de TGU hasta hoy que ya dijimos y revalidamos:

TGU en estos tiempos ha tratado de hacer mucho para ser mejor, así es que, aparte de indicadores siempre crecientes de desempeño, de cumplimiento estricto de todas sus obligaciones, queremos señalar algunos puntos:

  • teníamos 20 empleados fijos y el resto eventuales: entendimos importante fortalecer la estabilidad de nuestro equipo principal y así llevamos nuestra plantilla estable a 75 funcionarios, valorando los atributos de la permanencia de equipo regular. Ello, además desarrollando constantes acciones de capacitación de nuestros equipos.
  • TGU ya adelantó durante el 2013 varias inversiones por más de 5 millones de dólares, las excelentes grúas de rendimiento de carga excepcional, grapos para descarga, una plataforma de camiones mediana, segunda balanza electrónica de camiones, equipos de última tecnología para extracción de polvillo, entre otros.
  • con la casi obsesión de la seguridad de nuestros funcionarios y de las instalaciones, también constantemente buscamos siempre lo mejor: así es que culminamos con éxito el proceso de certificación en seguridad OSHAS 18001.

La ampliación de la terminal portuaria llevará de sí un incremento lógico de su plantilla de colaboradores estables del orden del 30%. Como dijimos: Equipamiento, infraestructura y equipo humano.
TGU está orgullosa de su impecable trayectoria de cumplimiento en lo largo de todo el 1er período de la concesión. En esta segunda etapa, las inversiones hechas, junto a un aumento substancial del canon, formaron parte de la propuesta al Estado de extensión de la concesión. Las inversiones son las que están a la vista, nueva prueba de la conducta de TGU referida a cumplir con sus compromisos.
Para cerrar, nuevamente le pido prestada una frase al Sr. Ministro Aguerre “el futuro no se espera, se construye.” Señores, eso es lo que hemos hecho, y seguiremos haciendo.

Por eso es que el gran trabajo, comienza ahora.
Muchas gracias